Home
 
INICIO CAMPAÑA OTOÑO Y FIN CAMPAÑA VERANO DEL 2015 PDF Imprimir Correo
Escrito por Tomate cherry   
Jueves, 20 de Agosto de 2015 11:36

Una vez más estamos presenciando el tramo final de los cultivos de Verano 2015 y el inicio de las recolecciones de los primeros cultivos plantados en julio de este año, siendo este periodo, que va desde mitad de agosto hasta mitad de  octubre, es muy importante para los mercados, pues se deben solapar las producciones de dos épocas de plantación muy diferentes como son la de verano y la de otoño.

 

En relación a las plantaciones de este Verano 2015, sobresale el hecho acontecido de las "muy elevadas" temperaturas durante todo el mes de julio, hecho que ha producido en los cultivos un rápido envejecimiento, debilitamiento de plantas y un porcentaje muy elevado de fallo de cuaje y en los mercados, tanto nacional como europeo, se está dejando notar la falta de determinados productos, sobre todo los tomates tipo cherry.  Además estos cultivos de verano debilitados y envejecidos pueden que finalicen antes que otros años, quizás a mitad de septiembre la mayoría de ellos cesen la producción (plantaciones de Murcia, Almeria, Granada y Málaga).

 

Resultado de imagen de cultivos tomate de veranoResultado de imagen de tomate zujar

 

En cuanto a las plantaciones tempranas de julio vuelven a repetirse la incidencias de la ola de calor de este "fatídico" mes, dandose el caso de zonas productivas (Murcia) que han declarado daños en tomate de más del 40% por plántulas "quemadas" de raíz.  En general ha ocurrido no sólo en tomate, también en pimiento y por supuesto en pepino.  Con este panorama se puede decir que los cultivos están muy debilitados y empiezan a florecer, cuajar, engordar los frutos y en algunos casos la coloración y/o maduración de los frutos.  Esta grave incidencia por excesivas temperaturas y baja humedad relativa ambiental, ha propiciado tanto el debilitamiento de la planta como el reducido crecimiento y expansión de las raices en el suelo o sustrato.  De manera que en septiembre y octubre con las plantas cargadas de fruto demandarán más agua y nutrientes y, en estas condiciones, estarán limitadas, seguramente se empezarán a ver cultivos afligidos e incluso algunos afectados por hongos fitopatógenos de raíz. Por tanto, en estos casos debemos anticiparnos y utilizar enraizantes y nutrientes que nos permita recuperar volúmen y longitud en las raices, entre otras medidas, que seguro ya estarán realizando los agricultores en estos cultivos.

 

 

 

SITUACIÓN ACTUAL


En líneas generales se está observando en Almeria un incremento en la superficie de tomate Rama/Suelto y un descenso en el tomate Pera gordo, la superficie de calabacín parece que podría incrementarse un 10% mientras que el pepino holandés puede que baje otro 5-10% en superficie, el pimiento california parece estabilizarse en superficie para este próximo año.

 

De esta forma puede que en los meses de septiembre y octubre los mercados se vean en dificultades para cubrir toda su demanda.  Dependerá en gran medida del grado de finalización de los cultivos de verano y de la respuesta de las plantaciones de otoño al enraizamiento.  En principio no se están observando grandes problemas de afectación por virus y en este aspecto la campaña parece haberse iniciado bien.

Última actualización en Lunes, 24 de Agosto de 2015 08:58
 
LOS TOMATES BUENOS NO SON SOLO DE VERANO PDF Imprimir Correo
Escrito por Tomate cherry   
Domingo, 16 de Agosto de 2015 10:09

Existen multitud de artículos pseudocientíficos que postulan sobre el "tomate de verano” como el mejor y único tomate con sabor. Ante esta teoria un poco ilusoria es necesario aclarar el concepto básico de tomate, sabor y calidad en el tomate:

 

  • ES CIERTO que se ha ido perdiendo diversidad genética en las variedades actuales de tomate y, entre otros caracteres, se ha ganado en calibre y vida útil (durabilidad en el fruto) para ir perdiendo en aroma y sabor.

 

  • ES FALSO que sólo exista un único tipo de tomate “bueno”, “el tomate gordo español de verano”. No es cierto, pues existen multitud de tipologías de tomate tanto o más sabrosas que el de verano.

 

  • ES CIERTO que el parámetro que determina el sabor en el tomate es su carga genética, los tomates ya se seleccionan mediante métodos de mejora clásica para que alcancen un excelente sabor y vida útil.

 

  • ES CIERTO que el factor ambiental y manejo del cultivo es el segundo parámetro que influye sobre el sabor final del tomate. Por tanto, cuanta mayor tecnología se aplique a su cultivo mejores resultados de sabor (calidad) alcanzará el fruto.

 

 

 

TIPOS DE TOMATE:

 

Existe mucho desconocimento en los diferentes tipos, usos y sabores de tomates, no sólo existe el tomate grueso ligeramente asurcado y rosáceo de verano, hay casi un tipo de tomate especial para cada consumidor, así podemos tener:

 

  • Un exquisito tomate cherry redondo o tomate cherry pera para el consumidor más exigente, donde los standares usuales de sabor (medidos en azúcares y ácidos) están muy por encima de los tomates gordos de verano. Su color es de un rojo intenso y brillante y su consistencia (vida útil) es excelente, puede durar “fresco” más de 20 días y además se puede usar en multitud de platos actuales de cocina. Los tomates tipo cherry tienen una amplísima gama de variedades comerciales adaptadas a todas las fechas de platación del año, que son elegidas específicamente para cada época y zona productiva para así obtener su mejor sabor y calidad.
  • Existe un tomate marmande, tomate verde-pintón muy asurcado con un sabor excelente y que se produce justamente desde noviembre hasta marzo. Este tipo de tomates han sido seleccionados genéticamente por su excelente sabor. Además el “Auténtico” tomate Marmande que se produce en La Cañada de Almería requiere de bajas temperaturas y aguas muy salinas para alcanzar su máximo sabor y textura crujiente. Solo con estos datos ya se demuestra que un tomate no hace falta que sea sólo tomate de verano para que tenga un buen sabor, tambien los hay de invierno y siempre los ha habido (por ejemplo el tomate cuarenteno de Valencia).
  • Existen tomates tipo beef rojos y rosados de un sabor y textura excelentes que se producen en los meses de otoño e invierno, que genéticamente tienen ya en su pedigrí un excelente sabor y textura.

 

 

Estos son solo algunos ejemplos de tomates que se pueden cultivar en otros periodos diferentes al verano y que también pueden llegar a alcanzar buen sabor y aroma, llegando a ser igual o mejor (en todo caso diferente) que el de los típicos tomates de verano.

 

Por tanto, todo este desconocimiento que tenemos en el mercado español por parte de consumidores, cocineros, chefs, periodistas y medios de comunicación hacen posible que estos tomates producidos en otras épocas de cultivo de excelente sabor NO SE CONOZCAN, NO SE COMERCIALICEN Y NO SE VALOREN EN EL MERCADO ESPAÑOL. Y todos estos tomates de excelente sabor y calidad son exportados y pagados (a muy buen precio) en todos los mercados europeos desde Rusia hasta Noruega, pasando por Francia, Suiza, Alemania e Inglaterra.

Última actualización en Lunes, 17 de Agosto de 2015 12:53
 
RELATIVIDAD EN LA CALIDAD DEL TOMATE PDF Imprimir Correo
Escrito por Tomate cherry   
Jueves, 13 de Agosto de 2015 18:30

Los actuales procesos de selección y mejora en el tomate son muy complejos y rápidos a la vez. En ocasiones el éxito en la mejora del tomate es tan relativo y peculiar que depende tanto del producto como de otros muchos factores que acaban influyendo de forma decisiva en su éxito comercial.  Así tenemos que en los aspectos de calidad intervienen aspectos genéticos, ambientales y de manejo del cultivo.  Además en ocasiones tambien depende del ciclo de cultivo que se utilice y de la coyuntura comercial que alcance. Finalmente hay otros aspectos muy valorados por agricultores entre los que se pueden citar por orden de importancia resistencias genéticas, productividad y facilidad en el manejo del cultivo (variedades rústicas y adaptables.  Hay varios ejemplos que pueden ilustrar esta teoria, donde podemos ver como influyen diferentes aspectos productivos y comerciales así tenemos:

 

  • Un cherry pera de buena calidad y resistencia a cuchara, pero que desde el punto de vista comercial puede tener un problema poque su forma, no sea una auténtica forma aperada e incluso a mitad de ciclo pueda llegar a redondear el fruto y en ocasiones esto puede suponer una indefinición de cara al cliente que se le empieza ofreciendo un cherry pera y acabamos entregando un cherry ovoide.  Pero en este caso, su productividad y resistencia han vencido estos problemas.

 

Resultado de imagen de tomate cherry pera Resultado de imagen de tomate pera caniles

 

  • Un tomate pera oval de calibre mediano, se trata de la variedad Caniles.  Es una variedad de aceptable calidad organoléptica y una excelente vida útil en el mercado, pero tiene otro problema comercial en la forma, ya que el fruto no es auténticamente aperado, es más bien ovoide y a mitad de ciclo (en pleno invierno) el fruto se redondea.  Al igual que el anterior ejemplo la forma del fruto ofrecida al cliente no queda determinada, empieza siendo algo aperado y finaliza siendo redondeado.  Pero de nuevo, su resistencia a cuchara, productividad, rusticidad y larga vida en estanteria han hecho que este tomate comercial sea aceptado y cultivado en desde Murcia hasta Málaga con cierto éxito.

 

  • Un tomate cherry suelto de aceptable calidad organoléptica (sabor y vida útil), incluso de color rojo intenso, con resistencia a cuchara.  Pero en este caso tenemos todo lo contrario a los otros ejemplos, se trata de un tomate que empieza siendo redondeado y a mitad del ciclo el fruto se queda algo aperado (ovoide).  Aqui ofrecemos al cliente (consumidor) al principio del ciclo productivo un tomate redondeado y a mitad del ciclo ofertamos un producto ovoide. En este caso teniendo una serie de atributos de aceptable calidad parece que el producto no llega a identificarse claramente en el mercado.

 

 

Como RESUMEN de todo esto podemos decir que los factores productivos, de resistencias y comerciales (aspecto visual) son los más importantes a la hora del éxito comercial de una variedad de tomate, y está apareciendo una tendencia claramente marcada hacia tomates con mayor calidad (sabor y vida útil), de manera que la auténtica mejora genética en tomate ya está contemplando el sabor en el tomate como otro parámetro más a tener en cuenta. Así, podría decirse que "en el fondo la forma del fruto puede llegar a ser menos importante que la propia calidad interna del mismo" (sabor y vida útil).

 

Esto en definitiva les sirve a los agricultores para diferenciarse en el mercado tanto de otras zonas productivas fuera de España, como entre diferentes productores de tomate, ya que se está produciendo una mayor segmentación en el mercado europeo

Última actualización en Viernes, 14 de Agosto de 2015 16:12
 
FACTORES QUE AFECTAN A LA VIDA POSTCOSECHA EN TOMATE CHERRY PDF Imprimir Correo
Escrito por Tomate cherry   
Martes, 11 de Agosto de 2015 11:25

De todos es conocido que los tomates de pequeño calibre, "tomates cherry", gozan de mayor calidad tanto gustativa como de postcosecha.  El tomate cherry, en general, (tomate cherry pera, tomate cherry redondo, tomate cherry en rama), tienen un mayor contenido en ácidos y azúcares que el tomate grueso, tomate larga vida, tomate tipo daniela, tomate rama o tomate pera.  Esto se debe en gran medida a su origen genético y al proceso de selección que han sufrido en los últimos 500 años.

 

Si nos centramos en uno de los parámetros más valorados por las cadenas comerciales de distribución, "la vida útil del tomate", es decir, cuanto tiempo lo pueden mantener en la cadena de frío sin que el fruto se arrugue, se raje o se pudra, podemos estudiar dentro del mejor tomate comercializado, que es sin duda el tomate cherry, su vida postcosecha.  Esta depende de parámetros como el estado de madurez (punto de recolección), manejo postcosecha (no golpearlo, adecuada temperatura) y de aspectos genéticos.

 

Respecto a los ASPECTOS GENÉTICOS de la mejora en tomate cherry, los dos parámetros que los mejoradores tienen que fijarse son el grosor del mesocarpio y el peso medio de los frutos.  De manera que a mayor grosor del mesocarpio y menor calibre del fruto, el tomate cherry tendrá mejor vida postocosecha, tendrá mas duración, más vida en la cadena de frío hasta que sea consumido.  Estos dos parámetros son los que explican en mayor medida las diferencias en la vida postcosecha para este tipo de tomates.

 

 

En segundo lugar como ejemplo específico de manejo del cultivo de tomate cherry que ayuda y mejora la conservación del fruto de tomate cherry en la cadena de frío, está la mejora en la nutrición de la planta, es una biofortificación de la misma consistente en aplicar un abono específicamente.  Si se aplica durante el ciclo de cultivo unos 10 mMoles de Cloruro Potásico en la solución nutritiva mejoraremos la vida postcosecha del tomate cherry refrigerado.  Esto se debe en gran medida a que se activa todo el sistema para defender a la planta en los procesos de estrés oxidativos que sufren al someterlas a temperaturas por debajo de los 10ºC y así el fruto puede presentar mejor vida postcosecha (durabilidad) en la cadena de frío hasta llegar al consumidor.

Resultado de imagen de CLORURO POTASICO

Por tanto, al valorar la vida postcosecha de un tomate cherry, no sólo se debe pensar en los aspectos genéticos de la planta sino tambien del manejo realizado sobre la planta en primer lugar y, en segundo término, sobre el fruto ya recolectado.

Última actualización en Martes, 11 de Agosto de 2015 12:20
 
PROBLEMAS EN PLANTACIONES TEMPRANAS DE TOMATE, PIMIENTO Y PEPINO PDF Imprimir Correo
Escrito por Tomate cherry   
Lunes, 10 de Agosto de 2015 08:12

Una campaña más ya se han realizado las plantaciones tempranas de pimiento, tomate y pepino, siendo los meses de julio y agosto los más complicados en la mayoría de plantaciones, sobre todo este año de excesivo calor en julio. Lo cierto es que en las zonas productivas que van desde Málaga hasta Alicante, es bastante difícil controlar las condiciones climáticas dentro del invernadero que afectan de forma directa al cultivo.

 

Entre los principales parámetros que se deben tener en cuenta están la luz, la temperatura y la humedad ambiental, de manera que tanto la fertirrigación (agua y abono), como el manejo del invernadero (ventilaciones, blanqueo o mallas de sombreo), deben acompasarse a la respuesta de la planta. Lo más normal en estas situaciones es un debilitamiento de la planta, mal enraizamiento, problemas de raíz (Phtophtora sp) y una excesiva floración que descompensa el estado nutricional de la misma.

 

En estas situaciones la capacidad de reacción del agricultor es vital, de forma que aplicar un nuevo (ligero) blanqueo, apartar "las gomas" (goteros) del tronco de la planta o, por el contrario, lavar el techo o aplicar mayor volumen de riego puede, en un momento dado, pueden beneficiar el estado vegetativo de la planta y su nutrición.

Resultado de imagen de blanqueo invernaderosResultado de imagen de pepino holandes cultivo

Normalmente ocurre que los elementos nutricionales más lentos en moverse desde el suelo a la planta, como el calcio, en épocas de calor acaban repercutiendo de forma negativa sobre el fruto y la planta. Esto está directamente relacionado con la cantidad de agua, de forma que a menos agua, menos capacidad del calcio para moverse y, a mayor conductividad eléctrica aplicada con el riego también será más difícil que el calcio sea asimilado por la planta. En pepino aparecen hojas arrugadas o quemadas y "cabezas quemadas", en pimiento la "peseta" (necrosis apical del fruto) o manchas de Stip en los frutos (una mancha gris en el lateral del fruto) y en tomate puede aparecer "peseta" y "cabezas quemadas" por el estrés, por la elevada temperatura y la baja humedad relativa ambiental y, en recolección, también aparecerán problemas de rajado en los frutos de tomate.

 

 

MAS INFORMACIÓN en Semillaria.es

Última actualización en Martes, 11 de Agosto de 2015 11:58
 
«InicioAnterior12345678910SiguienteFin»

Página 1 de 54