Home

Otros cultivos

Iniciar Sesion



Encuestas

Que tipo de cultivo tiene?
 

Patrocinadores

Anuncios Patrocinados
tomate
tomatecherry.es.
tomatecherry.
tomatecherry.es

Conectados

Tenemos 54 invitados conectado(s)
 
VOLVER A SER AGRICULTOR PDF Imprimir Correo
Escrito por Tomate cherry   
Martes, 11 de Febrero de 2014 18:56

La vida de agricultor ha sido siempre "muy sufria", dependiente de la climatología de cada año, de las plagas y enfermedades y de las sacudidas del mercado al que se dirije su producto. De toda la vida el agricultor ha sacada su semilla, ha realizado su almáciga (semillero) para obtener sus plantas, ha manejado su maquinaria y ha vivido por y para su finca y cultivos.  De siempre el agricultor "profesional" ha mirado por "su tierra", proporcionándole todos los insumos (abono, estiércol, trabajos culturales,...) para mantener y mejorar la fertilidad de la misma.

 

Hoy día, el concepto de agricultor ha cambiado bastante: tenemos agricultores que practican agricultura de precisión; agricultores que fundamentan la plantación de sus cultivos en base a las previsiones meteorológicas a semanas vista; agricultores que utilizan ordenadores (de riego, estaciones meteorológicas) y una serie de dispositivos de alta tecnología para sembrar, plantar, regar, aplicar abonos, etc.,; agricultores que han de tener una serie de carnets y titulaciones para el uso de productos tóxicos y que tienen que aprender a manejar y controlar nuevas plagas y enfermedades.

 

 

Todo esto está bien y lo conocemos, pero nunca debemos olvidar lo que es y significa SER AGRICULTOR.  El agricultor siempre ha mirado a "su tierra" y lo ha de seguir haciendo si quiere que sus fincas le sigan siendo rentables a él y a sus descendientes.

 

En la agricultura intensiva existente hoy en día, los elevados costes de cultivo, de producción y los precios tan ajustados que se están obteniendo están presionando tanto al agricultor que en muchas ocasiones se nos olvida lo fundamental: "cuidar y mejorar la tierra".  Así, prácticas tan básicas como la rotación de cultivos, dejar descansar la tierra (barbecho), aplicar estiércol "bueno y bien hecho" cada 2-3 años, mejorar la estructura de la tierra, desinfectar y limpiar tanto la estructura productiva (invernadero) como el suelo, etc., se están dejando de hacer.

 

El agricultor ve más cómodo utilizar abonos líquidos o sólidos en lugar de aplicar estiércol, usar hidroponía, utilizar injertos y así no desinfectar los suelos (actividad que promocionan las ayudas de la Unión Europea), decidiendo de esta forma tomar el camino más corto y cómodo.  Muchas veces no se realizan las labores mínimas e impresicidibles en nuestros suelos y estructuras productivas, siendo una actividad muy común, por ejemplo, la repetición de cultivos (pepino detrás de pepino durante más de 10 años sin parar, o tomate detrás de tomate o pimiento detrás de pimiento), y esto a la larga traerá problemas bastante graves que ni el injerto será capaz de solventar.  Por ello, es fundamental "volver a ser agricultor" y no cultivar sólo para este año o esta campaña. Debemos decidir los cultivos a implantar a varios años vista y modificar nuestros cultivos en función de las conveniencias de nuestra tierra, para no perder fertilidad o lo que es más peligroso "acumular hongos, nemátodos, virus y bacterias" que poco a poco van contaminando los suelos y que en un momento determinado acabarán afectando de forma grave a nuestros cultivos.

Última actualización en Miércoles, 12 de Febrero de 2014 16:48
 
LA PANACEA DEL INJERTO PDF Imprimir Correo
Escrito por Tomate cherry   
Miércoles, 29 de Enero de 2014 19:14

ORIGEN DEL INJERTO.

El orígen del injerto, como otros muchos inventos, tuvo lugar en Asia, aunque unos asiáticos dicen en China y otros lo atribuyen a Japón.  Parece que fue descubierto de forma casual, ya que un agricultor que cultivaba sandías y tenía también plantadas calabazas, de forma accidental se produjo en su finca una soldadura entre las plantas de calabaza (como raíz) y sandía en la parte aérea (tallos, hojas y frutos).  La mezcla funcionó bien y llamó la atención del agricultor: tuvo sandías más gordas, deformes, con más corteza y menor sabor. El invento se había producido, tenía otra especie vegetal formada por dos individuos diferentes pertenecientes a dos familias diferentes y su resultado final era una raíz más potente que suministraba más asimilados a la parte aérea.  Es decir, tenía el motor de "un Ferrari" con la carroceria de " un Seat 600", valga el ejemplo.

 

Desde 1914, fecha en la que quedaron documentados estos hechos, por parte de un científico japones (Ashita), se ha venido usando, especulando, trabajando, investigando y experimentando con injertos a nivel mundial tanto en solanáceas (pimiento, berenjena y tomate), como en cucurbitáceas (pepino, melón y sandía).

 

La bibliografía sobre el uso y efectos del injerto es variada y extensa, en ocasiones hasta contradictoria y en general se sabe que el uso de injerto en vegetales ha de ser estudiado caso por caso, ya que existe una elevada especificidad en relación a los resultados tanto fitopatológicos como de comportamiento productivo y de calidad.

 


 

USOS DEL INJERTO

Tradicionalmente el injerto se ha venido utilizando sólo en los casos de afectaciones fitopatológicas de suelo (enfermedades de orígen telúrico en el suelo), aunque en estos últimos años se está ampliando el abanico de posibilidades por las que se usa el injerto:

  • En casos de estrés abiótico (elevado contendio de sales en el suelo, suelos encharcados, fuertes strés por elevadas o bajas temperaturas).
  • Para aumentar el vigor con las plantas injertadas y con ello la productividad
  • Para un abaratamiento de costes en la preparación del suelo (en muchos casos se suprimen la desinfección del suelo, la rotación de cultivos e incluso el aporte de materia orgánica al suelo).
  • Para facilitar el manejo de los cultivos, permitiendo que el agricultor "se pueda descuidar" en la aplicaciones de riego al cultivo. En caso de producirse encharcamiento (asfixia radicular), no habría "mucho problema" con el injerto.
  • Para asegurar un ciclo largo de cultivo ante problemas de cultivo como fríos, afectaciones fitopatológicas, elevadas temperaturas, strés por exceso o falta de agua, etc. Así el agricultor puede estar más tranquilo.

 

Todo esto es "la panacea del injerto", pero existen una serie de contraindicaciones en su uso ya que propicia no realizar las tareas inherentes y propias del suelo de cultivo (no se desinfecta, no se repone de la materia orgánica imprescindible del suelo, no se realizan rotaciones de cultivos que eviten la fatiga del suelo), favoreciendo así la acumulación de más generaciones consecutivas de hongos fitopatógenos y nemátodos que año trás año pueden ir adaptándose e incluso mutar hacia cepas o razas cada vez más virulentas que sin lugar a dudas irán venciendo las resistencias genéticas de los portainjertos utilizados. El injerto resiste o tolera el primer, segundo o tercer año, pero si no hacemos las labores culturales mínimas (higiene, densifección, rotaciones...), lo más seguro es que llega el año en que los injertos no cumplirán su función principal: evitar la aparición de enfermedades de suelo.

 

 

CONCLUSIÓN: los expertos dicen que "las pruebas, con gaseosa", es decir, que el injerto ha de usarse en aquellos casos o fincas con problemas de suelo y que cada combinación de portainjertos debe haber sido testada con anterioridad, sin olvidar nunca las labores inherentes  y propias del agricultor en su terreno. De esta manera aseguramos una "larga vida" al cultivo" y también de paso al injerto cuando se use.

 

 

Si quiere conocer los distintos PORTAINJERTOS comerciales existentes

para los diferentes cultivos, click en Semillaria.es

Última actualización en Miércoles, 05 de Febrero de 2014 13:21
 
ACTUALIDAD PEPINO ALMERIA 2014 PDF Imprimir Correo
Escrito por Tomate cherry   
Viernes, 24 de Enero de 2014 19:36

Los cultivos de pepino holandés en Almería se encuentran en el momento actual iniciando los rebrotes altos de las plantas. Se observa cierta incidencia de Botrytis (pudrición) en tallos y troncos de este cultivo y también, a diferencia de otros años, plantas excesivamente debilitadas y con problemas fitopatológicos de raíz, originado esto por un insuficiente enraizamiento durante el mes de octubre (mes demasiado caluroso en el que la planta sufrió un desarrollo excesivamente rápido y con ello un enraizamiento escaso en volúmen y profundidad de raíz). De hecho hay fincas con plantas afectadas por hongos de raiz (Fusasrium sp) y fincas donde se ha aportado un riego excesivo durante el invierno apareciendo zonas con raíces podridas (encharcamiento en determinadas zonas del invernadero).

 

También se observa como aquellos cultivos que han mantenido mayor limpieza de hojas, tallos y frutos malformados, mejor ventilación del cultivo (humedad relativa inferior al 80%) y aplicaciones de agua de riego más ajustadas, consiguen tener plantas más sanas y fuertes que pueden responder mejor al strés por frío, falta de iliuminación y exceso de humedad.

 

 

 

 

Para la próxima semana se esperan lluvias y nueva bajada de temperaturas, con lo que en general, todos estos aspectos reseñados anteriormente se verán acentuados.  Por ello, sería interesante seguir aplicando enraizantes, aminoácidos y tratar de ventilar en mayor medida los invernaderos. De esta forma conseguiremos dar a la planta de pepino mejores condiciones ambientales y de suelo favoreciendo en la medida de lo posible a los rebrotes que están saliendo en estas fechas (finales de enero 2014).

Última actualización en Viernes, 24 de Enero de 2014 19:54
 
PLANTACIONES HORTICOLAS SUR ESTE DE ESPAÑA PDF Imprimir Correo
Escrito por Tomate cherry   
Miércoles, 22 de Enero de 2014 18:28

Las nuevas plantaciones de cultivos hortícolas intensivos en el sur este español se están iniciando ya desde Málaga hasta Murcia.

 

En los cultivos incluídos en la familia de Cucurbitáceas (melón, sandía y calabacín), las superficies previstas parecen estar muy a la baja. Puede que en Almería se produzca una bajada en superficie de estos cultivos de primavera 2014 muy cercana al 50% en el caso de melón y sandía y de cerca de un 60% en el cultivo de calabacín, principalmente por miedo a la aparición del nuevo virus que afecta a estos cultivos (Virus Nueva Dehli).  De ahí que otras zonas cercanas como Murcia se estén preparando para aumentar en la medida de lo posible su superficie sobre todo con melón, también están ampliando comercializadores de esta provincia sus zonas productivas a provincias limítrofes (Almería y Granada), sobre todo para plantaciones medías-tardías (plantaciones de abril).

 

Por otro lado, encontramos otros cultivos de primavera que parecen aumentar su superficie en relación a la campaña pasada de primavera, este es el caso del pepino español que incremente su superficie entorno al 15%, el tomate grueso y tomate rama también se prevee que aumenten pero en menor medida (10%) y mención especial tiene el cultivo de la berenjena que parece incrementar de forma significativa su superficie de cultivo, sobre todo en la provincia de Almería.

 

Por tanto, estas son en líneas generales las perspectivas de cultivos en Almería-Murcia y serán las que marquen los resultados económicos y productivos en los siguientes meses de primavera e inicios de verano para este 2014.  Estas tendencias sobre los distintos cultivos implantados y por implantar que han sido observadas en el sur este de España tienen una clara influencia procedente de la información que existe en el sector sobre la posible afectación  de los nuevos virus aparecidos en 2013, sobre todo del virus Nueva Dehli, transmitido por mosca blanca y que parece afectar a cucurbitáceas.

Última actualización en Miércoles, 22 de Enero de 2014 22:34
 
TOMATE CON OLOR A TOMATE PDF Imprimir Correo
Escrito por Tomate cherry   
Miércoles, 15 de Enero de 2014 18:12

Suena muy raro: "tomates que huelen a tomate". Dicen algunas personas mayores que los tomates antigüamente olían, tenian olor a tomate, no era raro coger un racimo o unos tomates sueltos con su cáliz o rama y que olieran a tomate al colocarlos en la cocina o en una caja,  que desprendíeran ese olor a tomate.

 

Sin embargo hoy en día, cuando nos acercamos a una planta de tomate y sentimos "olor a tomate" (no al fruto maduro, sino al olor de la rama del tomate, al cáliz del tomate, a la parte verde del ramo o del cáliz de los tomates), decimos "que mal huele" e incluso comercialmente  se suelen descartar aquellos tomates que huelen a tomate. Esto nos lleva a la paradoja de que lo que debería ser una característica propia del tomate e incluso un atributo positivo  del mismo ("oler a tomate de los de antes", "oler a tomate antigüo"), comercialmente puede se un inconveniente al creer que esto no gustará al consumidor.

 

 

Todo esto puede significar que estamos perdiendo muchos de los atributos del tomate, no sólo el sabor y su aspecto, sino también el olor del tomate, de hecho el sabor empieza con el aroma del tomate.

 

Existen muchos compuestos volátiles (aromáticos) que son un complemento del sabor del tomate.  Por ello, es muy importante que como consumidores valoremos en la mayor medida posible "el olor de los tomates", de los ramos de tomates e incluso de los tomates recolectados con su cáliz, porque de no hacerlo, estaremos perdiendo en definitiva una característica intrínseca, propia del tomate y quizás también la oportunidad, el hueco de mercado que podría suponer ofertar "el primer tomate que huele al auténtico tomate". Realmente es una llamada a ese recuerdo de cuando vamos al campo a recolectar el tomate "en fresco" y nos viene un olor a tomate y si lo comemos en ese momento, ese olor formará parte del aroma y por supuesto del sabor del tomate.

 

CONCLUSIÓN: el tomate no es solo su aspecto externo o color, sino también su olor, su aroma, su textura y su sabo. Esto es lo que deberíamos transmitir a los consumidores: que todo esto existe y lo seguimos teniendo en algunos tipos de tomates.

Última actualización en Miércoles, 15 de Enero de 2014 22:44
 
«InicioAnterior11121314151617181920SiguienteFin»

Página 19 de 47
tomatecherry.es